Wir verwenden Cookies, um sicherzustellen, dass Sie die beste Erfahrung auf unserer Webseite erhalten. Mit der Nutzung unserer Webseite erklären Sie sich damit einverstanden, dass wir Cookies verwenden. Mehr erfahren
Refugio
Refugio
Refugio
Refugio
Refugio
Refugio
Refugio
Refugio
Refugio
Refugio
Refugio
Refugio
Refugio
Refugio
Refugio

Animals

Aves

Ara Frido
  Ara Frido

Paraba, Frido:
Una de las más grandes atracciones cuando se visita el Parque Nacional Madidid por el Río Tuhichi, es Caquiahuara, un farallón donde anidan las diferentes parabas (Ara ararauna, Ara clhoroptera y Ara macaw entre otras). En este lugar de anidación de parabas, un grupo de turistas que estaba observando los nidos, vió cuando una paraba cayó de su nido, la recogieron y la llevaron a la oficina del Parque Madidi en San Buenaventura. El Jefe de Protección, quien conoce del Refugio, nos llamó para que podamos recoger y albergar a la Parabita.

Pensamos que Frido, que así fue nombrada la paraba (como el hijo de Torsten), tiene entre un mes a dos meses de vida y como toda ave bebé, todavía no sabe volar y no puede alimentarse por su propia cuenta; aún le faltan muchas de sus plumas, especialmente de su pecho y espalda, aunque se encuentran en buen desarrollo.

Frido llegó en buenas condiciones de salud, salvo por un pequeño problema en su ala izquierda por efecto de la caída, pero que recuperó al cien por ciento durante la primera semana. Al principio teníamos respeto por su pico, porque aunque es bebe, su pico es muy grande e imprime respeto, sin embargo con el pasar de los días y al no mostrar agresividad al ser alimentada, nos acostumbramos.

En la Estación no teníamos experiencia para refugiar aves, pero gracias al apoyo de algunos expertos de Bolivia y Alemania, con los cuales nos contactamos, hemos podido elaborar un buen plan para su alimentación y nutrición y nos encontramos muy agradecidos por su ayuda. Frido está en muy buenas condiciones y crece a pasos agigantados.

Cuando Frido aprenda a volar intentaremos retornarlo a Caquiahuara con ayuda de los guardaparques de Madidi, si las condiciones son favorables.